Tendencias astrales

Tendencias astrales: San Valentín combina el sano juicio con la locura


L. Prang & Co, Publicidad para tarjetas de felicitación de San Valentín, 1883. Librería del Congreso, Washington DC, USA. Wikimedia Commons  29 octubre 2009

L. Prang & Co, Publicidad para tarjetas de felicitación de San Valentín, 1883. Librería del Congreso, Washington DC, USA. Wikimedia Commons 29 octubre 2009

La semana invita a disfrutar el Día de los Enamorados entre la celebración y la seriedad, aprovechando el término de Mercurio retrógrado, la Luna en Cuarto Menguante  y la apertura psíquica de Venus en Piscis, para tratar con éxito los asuntos del corazón propios de la fecha.

La preparación comienza desde el miércoles 11 de febrero, a las 14:57 UT. cuando el planeta mensajero Mercurio retome su movimiento directo. Una advertencia: la sombra de Mercurio retrógrado perdura hasta el 4 de marzo, sin embargo, ya las cosas aunque lentas comienzan a fluir.

Luego este jueves, 12 de febrero 2015, a las 3:49 UT, es el  momento de la Luna en Cuarto Menguante . Esta fase se produce a los 23 º Escorpio-Acuario, y apunta a una especie de crisis de la conciencia.

Después de que nuestro espíritu reconoció sus atributos la semana pasada, a la plena luz de la Luna Llena, ahora, dispersa nuestros conocimientos para llegar a un punto, en el cual tenemos que arreglar lo que funciona y lo que no funciona para nosotros.

El Día de los Enamorados creemos lo que queremos creer

El Día de San Valentín o Día de los Enamorados, será una fiesta al comienzo, que puede conducir a un objetivo a largo plazo al final. Se inicia con la Luna en el aventurero Sagitario, que luego pasa al formal Capricornio. Con este inevitable y, posiblemente, conveniente evento astrales mejor que salvemos las declaraciones de amor más serias para la cena, después de la puesta del sol.

Además, debemos recordar que Venus está en Piscis desde el 27 de enero, hasta el 20 de febrero, y el optimismo a ultranza es una expresión de este tránsito. Bajo esta influencia, podemos creer con demasiada facilidad en lo que queremos creer. La gente puede ser ardua de precisar, y el amor, difícil de definir.

Con esta embriaguez perceptiva, sólo puede ayudarnos la benefactora energía de la Luna en Capricornio, que llega al rescate y pone el orden, casi al terminar el Día de los Enamorados.

Ya tendremos tiempo para la locura y la lujuría el 22 de marzo, cuando Venus y Marte se encuentren en el fogoso Aries, y celebremos la octavita de la fecha más romántica y apasionada del año.

Servicios: consultas astrológicas online 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s