Materia y espíritu de los signos del zodiaco

Una parte fundamental de la astrología es el estudio de los elementos y los modos, modalidades o cualidades,  los cuales se combinan para definir su identidad, aliarse con los afines y buscar su complemento. Ellos estructuran la compatibilidad de los signos del zodiaco.

Los elementos de los signos son fuego, tierra, aire y agua, y son las materias primas que componen el mundo natural de los signos del zodiaco. Los cuatro elementos no son simplemente símbolos o conceptos abstractos, sino las fuerzas vivas que componen toda la creación y que pueden ser percibidos por los sentidos. Estas fuerzas son muy profundas, ricas y excitan la conciencia humana.

 

Fuego, tierra, aire y agua: energía, materia, mente y emoción

Es esencial sumergirse en los elementos, como experiencia física y mental, para construir una base astrológica fuerte. De manera sencilla se puede decir que el agua fluye, el aire eleva, el fuego calienta y la tierra estabiliza. Este tipo de simplicidad ayudará al intentar relacionar los elementos de la personalidad humana.

FUEGO: La gente de fuego están motivados por sus aspiraciones e ideales, y resumen una gran inspiración, calor y energía.  Son personas activas y autosuficientes, que tiene mucha confianza y entusiasmo por la vida, aunque puede ser poco práctico y poco sensible a veces, a falta de una conexión sólida con sus cuerpos y emociones.

TIERRA. La gente terrenal se siente atraída por explorar y utilizar el mundo material, y se refieren principalmente a los detalles y resultados concretos. Está en sintonía con sus cuerpos físicos, a menudo es racional, disciplinado y externa, en dirección a resolver las dificultades para relacionarse con el campo intangible de los ideales y sueños.

AIRE. Las personas de aire viven y respiran para hacer las conexiones, tanto sociales como conceptuales. Viven principalmente en un mundo de ideas y son verbalmente expresivas, infinitamente curiosas, y cuentan con una rica vida interior, pero pueden tener problemas para traducir su mundo interior en logros tangibles en el mundo exterior.

AGUA. Por último, las almas acuosas las personas de agua se mueven por el flujo y reflujo de las corrientes emocionales, y suelen responder a lo que está sucediendo bajo la superficie de las apariencias externas. Son sensibles, receptivos y muy bien acogidas por otras realidades personales. También puede ser cambiantes, irracionales y emocionales. Muy intenso debido a las pasiones, las motivaciones inconscientes y a profundos miedos. Por lo tanto, pueden sufrir de baja vitalidad y pueden carecer de objetividad de sus vidas y relaciones.

Cardinal, fijo y mutable: cambio, anclaje y creación

Los modos por su parte, refieren a la cualidad de los signos dividiéndolos en cardinales, fijos y mutables. Introducen la dimensión del cambio, el anclaje de los elementos en el plano terrestre y la creación de los doce signos o tipos de personalidad en el proceso.

CARDINAL. El modo cardinal representa el proceso del parto. Se trata de una energía creativa, iniciadora y ambiciosa, que irradia hacia el exterior en una dirección definida. Cuando el Sol entra por primera vez un signo cardinal, ya sea un equinoccio (Aries y Libra) o un solsticio (Cáncer y Capricornio), marca el inicio de una nueva estación. Esta conexión temporal a la novedad es parte de la personalidad cardinal, por lo que siempre está en la búsqueda de un nuevo desafío.

FIJO. El modo fijo ( Tauro, Leo, Escorpio y Acuario), toma la nueva energía y crea una entidad reconocible, madura o de forma. Se trata de una energía determinada, con propósito y voluntad fuerte que se irradia hacia el interior, creando un centro que se resiste al cambio.

MUTABLE. La fase mutable (Géminis, Virgo, Sagitario y Piscis), la entidad se hace más adaptable y menos definida con el fin de desplazar el carácter fijo hacia un nuevo nivel de conciencia o de acción.

El arte de combinar los modos y los elementos

Todo se hace aún más interesante cuando se descubre el arte de combinar elementos que no se sienten cómodos juntos.

Como la combinación fuego-agua, alguien con una fuerte tendencia de fuego e igual de fuerte de agua, puede significar una buena cabeza de vapor de agua, o mucha intensidad emocional. La combinación de fuego-tierra, que en algunos círculos es amor  en forma de aplanadora y caracteriza a individuos que marchan hacia el futuro y logran lo imposible. ¿Qué pasa con la combinación agua-aire? Estos seres tienen fama de tener los sistemas nerviosos más delicados de la galaxia.

Por supuesto, hay parejas más cómodas, como el fuego-aire y la tierra-agua, que puede integrarse con mayor facilidad y se expresan entre sí.  Se trata de una energía en espiral que se alterna entre el movimiento hacia afuera y hacia adentro. Pensemos wn esto:

  • Fuego consume aire y el aires alimenta el fuego
  • Tierra absorbe agua y el agua da forma a la tierra

Estas energías también se aplican a los modos o cualidades de las personas que tienen una fuerte naturaleza cardinal, fijo o mutable. Cada uno de los cuatro elementos se manifiesta en los tres modos. Por ejemplo, hay fuego cardinales (Aries), el fuego fijo (Leo), y el fuego mutable (Sagitario).

Si nos gusta la astrología es importante memorizar sólidamente los elementos y las modalidades de cada signo  ya que nos ayudará a determinar rápidamente la fuerza de ellos en cualquier Carta Natal y nos proporcionará descripción más completa y profunda de las personas. Se puede decir mucho acerca de forma básica del modus operandi de una persona antes de llegar a un nivel más complejo de interpretación si sólo nos centramos en los elementos y los modos.

Si una persona es muy ardiente y muy cardinal (Aries), es probable que estemos mirando a alguien que tiene una visión fuerte y que puede iniciar proyectos con facilidad, pero no tiene la capacidad de resistencia para manejar los detalles y el trabajo duro que se requiere para producir resultados. En otro orden de cosas, si una persona es acuosa y firmemente fija (Escorpio) será más emocionalmente realista que la del tipo de aguada mutable (Piscis), que puede sucumbir a la fantasía con demasiada facilidad en problemas de relaciones.

La invitación queda abierta para jugar a voluntad con todas las combinaciones y lo más importante: divertirse.

Amada Dorta Cerpa

Soy venezolana, periodista, astróloga y acuariana, y desde hace un rato vivo en Londres. Me apasionan la opera, el cine, los viajes, y en general el arte y la cultura, pero también me atrae y seduce enormemente todo lo relacionado con la espiritualidad y la mitología, donde se encuentran intuitivamente similitudes y coincidencias que de forma mágica nos conectan universalmente. Tengo más de quince años de experiencia en consultas personalizadas con informes astrológicos, he sido columnista del horósccopo semanal para el periódico Express News en Londres y desde hace tres soy la autora de este blog ‘La buena astrología‘. ‘La buena astrología‘, es un servicio que nació el 29 de abril 2011, el mismo día del cumpleaños de una gran amiga que es mi motivación, apoyo y brillante asesora y el matrimonio de los príncipes del Reino Unido, Kate y William. Si, mientras veía la boda por televisión, lancé online el blog con algunos artículos de astrología que había escrito con anterioridad. El blog ha madurado como un punto de encuentro para conocer cómo nos afectan los astros, el horóscopo semanal y anual, las tendencias astrales del mes y solicitar los servicios de informes astrológicos personalizados. También un poco de periodismo sobre arte, cultura, espiritualidad y mitología. Comencé a estudiar astrología por la recomendación de una amiga científico, física para ser exacta, quien me habló y motivó a incursionar en este fascinante mundo. Realicé estudios en Venezuela con la astrólogo Albanela Ravelo y en Londres en el Centro de Psicología Astrológica, sigo las enseñanzas de Liz Greene y John Green. Entre los seminarios en los que he participado destacan "El Dios en la Piedra: los amuletos de piedras preciosas en las tradiciones astrológicas occidentales", con Liz Greene. Un seminario que explora la larga tradición de la conexión percibida entre las piedras preciosas y las potencias celestes – planetas, dioses planetarios, signos zodiacales y divinidades celestes. También he realizado el curso "Misticismo en la Europa Moderna y Pensamiento Psicológico", con el Prof. Jonathan Garb de la Hebrew University of Jerusalem. Una extraordinaria y enriquecedora aproximación a la psicología mística en sus propios términos. Soy miembro de Astrólogos del Mundo.

2 comentarios en «Materia y espíritu de los signos del zodiaco»

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: